La bodega

El carácter del viñedo

Tenemos la responsabilidad de conseguir que la expresión de cada parcela se materialice un vino. Por eso respetamos al máximo la personalidad que a la uva le ha impreso el carácter del viñedo. Y esto se consigue con esfuerzo, dedicación, honestidad, paciencia y rigor.

Esfuerzo, dedicación, honestidad, paciencia y rigor.

Respeto por los procesos naturales

La uva llega a bodega y según se recepciona es seleccionada de nuevo, despalillada y sutilmente estrujada. La fermentación alcohólica es espontánea con levaduras indígenas. No se realizan adiciones de productos enológicos. Lo más importante del proyecto consiste en respetar los procesos naturales de las reacciones bioquímicas que se producen en cada etapa. Las vinificaciones se llevan a cabo en depósitos de hormigón.

Respeto por los procesos
elaboración

La crianza del vino se hace en dos fases. La primera en barricas de diferentes volúmenes de roble francés mayoritariamente y posteriormente en tinos de mayor capacidad donde se hace el ensamblaje en el caso del vino San Cobate. En ambos casos las maderas empleadas son de varios usos, de modo que los tostados no aromaticen y enmascaren los sabores, aromas y la fruta conseguidos en nuestros vinos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar